Monumento histórico nacional

Monumento histórico nacional

El 4 de septiembre de 1979, a través de la Ley 2187, el Museo Naval de la Nación fue declarado Monumento histórico nacional  por su valor histórico y tradicional. La declaración tiene como objetivo  garantiza para el futuro su conservación edilicia.

El Registro Nacional de Bienes Históricos e Histórico- Artísticos instrumenta la protección del patrimonio arquitectónico sobre la consideración básica de tres aspectos: a) el interés histórico-cultural;  b) el interés artístico-arquitectónico y constructivo, vinculado con las características inherentes a la obra propiamente dicha; c) el interés paisajístico-ambiental, referido a la relación de la obra con el entorno.

Los bienes protegidos en los términos de la Ley 12665 y sus modificatorias no podrán ser vendidos, ni gravados ni enajenados por cualquier título o acto, ni modificado su estatus jurídico, ni alteradas sus fachadas sin la intervención previa de la Comisión Nacional y estarán libres de toda carga impositiva.